El maestro español José Antonio Gonzáles Bravo nos recuerda la importancia de escuchar a lxs niñxs, y no juzgar sus respuestas en función de aquella que esperamos. Somos lxs docentes quienes debemos adaptar nuestra enseñanza a la mente de quienes van a aprender. Es una invitación a todxs lxs docentes a redescubrir la pasión por la enseñanza y el privilegio de compartir a diario con la curiosa mente lxs niñxs conservan.