Los deberes son un refuerzo o una práctica de lo que se aprendió en la escuela, o son una investigación con la que se va a trabajar en la escuela. En todo caso, están diseñados para que los estudiantes los hagan solos.

La mejor manera de apoyar a tus hij@s con sus deberes es crear un espacio, un horario para que los cumplan y entregarles la responsabilidad de cumplir. Es importante que sientan que se confía en ellos y que tienen la libertad de decidir cómo y cuándo hacerlos, pero que también asuman la responsabilidad de cumplir y las consecuencias de no hacerlo.

Nuestros deberes dirigidos le dan ese sentido de responsabilidad y autonomía para que aprendan a organizarse y puedan hacerlos solos.

Esperamos que tu hij@ asuma su educación, esté motivado y sea autónomo como este adolescente: